Tiempo de Lectura: 2 minutos

 Una mirada vale más que 1000 palabras

Las sensaciones más especiales que vivimos en nuestras vidas  son difícilmente explicables con palabras:  las palabras se bloquean en nuestras cuerdas vocales, nos tiemblan las piernas, la pulsaciones se disparan y la frecuencia respiratoria también aumenta. Lo que nos  ocurre en determinados momentos es complicado de comunicar y de transmitir a otros individuos con palabras.

A la hora de promocionar y trasladar un mensaje sobre un lugar, una cultura, una idea o una marca debemos de jugar con las sensaciones. Es necesario capturar el detalle, congelar los momentos y expresar con miradas, nada hay que transmita más en un lugar que las miradas de la gente que en él habita.

He tenido la suerte de toparme con estos vídeos que para mí representan bien lo que quiero contar con este artículo. A la hora de transmitir  un lugar me parece básico capturar el sentir de la gente que vive allí, lo auténtico y lo mundano, ya que es eso lo que nos mueve cada vez más , la búsqueda de la esencia en rincones, en momentos y en sensaciones.

 

[vimeo id=”66307750″ width=”620″ height=”360″] [vimeo id=”04k6guPY-AQ” width=”620″ height=”360″]

Aporte del Video Islas Canarias: Ricardo Fdez de la Puente Armas.

Espero que hayas comprendido mi pequeña reflexión. Los vídeos bien trabajados, en los momentos adecuados y con los profesionales apropiados pueden conseguir transmitir ideas y emociones . Las palabras difícilmente llegan en un medio de consumo cada vez más y más rápido.

El objetivo consiste en conseguir  mediante un vídeo de 2 minutos captar atención, teletransportar a un lugar y generar una inquietud por conocer lo desconocido. ¿O no te gustaría visitar la india o Islandia? 😉