Tiempo de Lectura: 3 minutos

Cuando pensamos en el video como herramienta de promoción solemos pensar a nivel de coste, pero no pensamos a nivel de beneficios o de repercusión de la acción. Con la experiencia adquirida me doy cuenta que no hay una cultura de inversión en compepetividad a nivel de marketing online (en el sector turístico), mientras que en otros ámbitos del negocio no se duda ni un momento que es necesario mejorar.  No quiero decir que no sea importante invertir en una cafetera mejor, en una recepción más bonita o en domotica para los aseos comunes, sino que por ejemplo nuestra web también es un reflejo de eso y no todo el mundo está convencido de ello.

Centrándonos en el Video Marketing,  ya he escrito antes sobre este tema, más concretamente en su importancia dentro del marketing turístico. Lo que más me llama la atención en este caso es como el mismo vídeo puede servir tanto para potenciar la promoción, pero a su vez para afianzar la tradición y utilizarla como herramienta de marketing. Que esto a su vez sirve para retroalimentar la imagen de nuestro negocio y la sensibilización social que tenemos.

La tecnología audiovisual tiene en este momento la mejor relación calidad/precio de la historia, la cual nos permite hacer unos vídeos más que decentes con unos recursos reducidos. El nivel de detalle no es tan importante en vídeos de consumo rápido y las posibilidades son infinitas con redes sociales como Vimeo, Youtube, Vine… El video tiene mucho poder, y simplemente con conocer cual es el segundo buscador más utilizado, después de Google (Youtube) nos puede dar una pista de por donde van los tiros.

Siendo lo más pragmático posible, podemos realizar una revisión de 4 puntos por los que debemos tener en cuenta a los vídeos en nuestra estrategia online:

  • Tráfico. Los vídeos son una importante fuente de tráfico y de presencia en plataformas visitadas por miles de usuarios diarios. Con nuestra estrategia de video podemos desarrollar un contenido que nos permitirá visibilidad segmentada para atraer usuarios que pueden ser potencialmente clientes.
  • Posicionamiento. Si optimizamos bien la publicación de nuestros vídeos es posible posicionar los videos sobre determinadas búsquedas clave que nos permitan posicionarnos.
  • Diferenciación. Con el vídeo online podrás diferenciarte de tu competencia ofreciendo contenido interesantes que posiblemente ellos no estén generando.
  • Conversión. El vídeo online tiene un coste relativamente bajo. Es posible conseguir ventas en base a la inversión realiza con una rentabilidad que merece la pena estudiar. Esto depende del éxito de nuestros vídeos y de nuestro cliente potencial.

Sobre este tipo de acciones de video, me gustaría destacar una que hemos realizado con mucho cariño desde el colectivo Cidecot, en concreto la acción se llama Montaña Leonesa Viva. Me gustaría acuñar el término Video Marketing Social, dado que se ha realizado una acción “win to win” en la que todos los agentes del destino ganan,  y se busca potenciar un proyecto desde una concepción social del lugar. Nos empeñamos en ser individualistas sin darnos cuenta que el poder está en el colectivo y que entre todos somos capaces de crear proyectos y experiencias más atractivas tanto a nivel empresarial como a nivel de cohesión de los habitantes del propio lugar.

La confluencia de tradición y tecnología hacen una pareja perfecta, y permiten que se puedan desarrollar proyectos  tan apasionantes como este. Espero que os guste y que disfrutéis tanto como yo con los recorridos por un paraíso como es León y su montaña.

Os dejo con uno de los videos de esta maravillosa iniciativa:

[youtube id=”GMZ7_Qirio4″ width=”620″ height=”360″]