Tiempo de Lectura: 2 minutos

Sin dudarlo y sin afán de protagonista, el cliente ha pasado de ser “secundario” y “ninguneado” a ser parte activa de todos los procesos que giran alrededor del producto o servicio. El cliente quiere saber, participar, implicarse y opinar sobre todo lo que ocurre a su alrededor, y aunque no sea así, quiere tener la posibilidad de un mercado abierto, transparente y sin barreras entre los diferentes agentes.

A trancas y a barrancas las marcas, empresas, entidades e instituciones están aprendiendo a revertir este fenómeno en su beneficio, situar al cliente en el centro de su actividad y adaptar toda su estructura a unas necesidades concretas, no al revés como antes estábamos acostumbrados. Este fenómeno de sobreoferta hace que agudicemos los sentidos y apostemos por dar al cliente lo que necesita, a través de procesos de todo tipo, que podrían pasar por análisis, estudios, procesos participativos… todo lo necesario para recoger esa información valiosa que nos lleve a producir o a proporcionar el mejor producto o servicio.

En comunicación no iba a ser menos, y si ya de por sí estás escuchando, pues nada mejor que transmitirlo y que se sepa. Si eres una marca abierta, social y permeable a tu cliente, pues comunícalo y aprovéchalo como ventaja competitiva. En esta línea es la que se está trabajando desde esmadrid.es, y la campaña #EstapasandoAHORAenMADRID es un claro ejemplo de lo que hemos comentado. Vamos a empezar por ver uno de los spots y ahora la comentamos:

La campaña turística ‘Está pasando ahora en Madrid’ se sostiene sobre un concurso a través de la página web esmadrid.es, en la que cualquiera podrá participar y ganar una estancia para dos durante un fin de semana en uno de los cuatro hoteles NH Collection.

A través de esta campaña lo que se quiere promocionar es la página web oficial de Turismo de Madrid, una guía con información sobre los planes que la capital ofrece, una agenda cultural actualizada y organizada por categorías, una sección para planificar tu viaje con recomendaciones de alojamiento, planos y guías oficiales. Además de ofrecer una amplia información de los sitios emblemáticos de la ciudad, como El Retiro o El Museo del Prado.

Apostar por una comunicación cercana, amena y sencilla debe ser el objetivo principal. Si a esto le sumamos que la campaña forme pare de una estrategia con unos objetivos determinados, llevamos mucho ganado en cuanto a la envoltura, ahora es el productos/servicio el que tiene que “dar el callo”.

¿Alguna mejora para Turismo de Madrid?