Tiempo de Lectura: 1 minuto

Se puede volar haciendo caida libre, incluso se puede volar desde el sofá de casa viendo una buena pelicula, todos tenemos esa capacidad, y todos podemos hacer uso de ella. Esta capacidad viene asociada al entusiasmo por situaciones cotidianas o situaciones exporádicas, que nos permiten disfrutar y soñar por un momento. Hacemos un parón en nuestras vidas, y nos dedicamos a lo que nos apasiona realmente.

A la hora de trabajar, ocurre algo muy parecido. Si nuestro  trabajo nos apasiona realmente nos permitirá volar profesionalmente. El rendimiento y los resultados se multiplicarán y todo entrará en un circulo de positivismo.

Todos somos capaces de volar, y si no, podéis ver el siguiente video:

 

Nota: Si tu vida esta plagada de situaciones y de personas que no te permiten volar, cambia de vida.

vía @andresturiweb