Tiempo de Lectura: 3 minutos

Una de las acciones más sencillas y que menos esfuerzo te plantean es la de mejorar básicamente tus perfiles sociales, es algo tan básico y tan necesario, que me parece importante hacer un pequeño post aunque sea para recordáoslo. No creo que haya acción  más sencilla y que pueda transmitir más estilo y seriedad que tener optimizados al máximo los parámetros que nos permiten personalizar las diferentes redes sociales.

Aquí un pequeño recorrido a los diferentes parámetros básicos que yo recomendaría tener en cuenta para optimizar tus redes sociales:

  • 1 . Imagen de perfil y la imagen de cabecera.Debéis de tener en cuenta las dimensiones y el diseño de las imágenes que elegís, las primeras impresiones son muy importantes y el tener una imagen trabajada y coherente hace que no demos lugar a confusión y a falta de profesionalidad.  En esta infografía puedes tener una relación de los diferentes tamaños para las redes sociales más importantes a nivel generalista.Lo dicho, la imagen no es solo estética, sino también un elemento muy importante para que nos reconozcan tanto en las publicaciones como en las interacciones, tiene que ser nuestro imagotipo, algo que nos caracterice, nada de letras, ya que en ese tamaño imposible de leer.
  • 2 . Enlace a otros perfiles sociales. No debemos de tener miedo a entrelazar perfiles sociales, siempre y cuando la comunicación no se vea alterada. La idea es explotar al máximo las posibilidades que la red social te ofrece, y si no hay un apartado para poder enlazar, siempre podemos hacer una mención en la descripción del perfil. En Facebook por ejemplo, puedes agregar aplicaciones que enlazan o exhiben otros perfiles sociales. Las aplicaciones de Instagram y YouTube se pueden encontrar en la tienda de aplicaciones , y Pinterest o Twitter pueden agregarse a través WooBox .
  • 3 . Enlace a su página web principal. Me parece algo imprescindible que tu sitio web oficial aparezca en todos y cada uno de tus perfiles sociales . Esto mejorará la imagen de marca, y que ayudará a los usuarios a distinguir entre el funcionario frente a las páginas de perfil no oficiales. Sobre todo si eres una página no verificada,  añade  la URL del sitio en la sección “Acerca de” en virtud de la descripción de la página , algo similar en Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram.
  • 4 . Rellenar todos los campos de tu perfil. Esto puede parecer una obviedad , pero te sorprenderías de la cantidad de marcas que no completan todos los campos. Hacer esto mejorará asociación de marca (con lugares, temas, objetivos , etc ) y mejorar sobre todos las búsquedas dentro del las opciones de buscador que tienen las redes sociales. No pierdas de vista este tema y revísalo periodicamente, ya que el aumento de campos y las modificaciones están a la orden del día.
  • 5 . La uniformidad en las descripciones. Cada perfil social no tiene que tener la misma descripción exacta , pero se debe utilizar la mayoría las mismas palabras clave y el mismo tono . Debemos tener una coherencia en la forma de comercializar la marca, y las redes sociales no iban a ser menos. Esto también se puede extrapolar al estilo de comunicación, ya que aunque el contenido se adapte a una determinada red social, la base debe seguir siendo la misma.
  • 6. Líneas de contenido.  Si algo debemos de tener claro a la hora de publicar contenidos, es que todo el equipo esté en sintonía con lo que queremos transmitir con nuestra marca. Bueno, el contenido no solo se trata de sentimiento, también que es lo que vamos a aportar a nuestros seguidores. Independientemente de la red social, me parece que solo hay una línea común, un patrón del que solo la estructura se altera para amoldarse al tipo de canal.
  • 7. Coordinación en la Publicación. Normalmente las redes sociales de cualquier marca se gestionan por diferentes personas, cuando el volumen de trabajo se escapa un poco de las manos, por lo tanto, debe haber una coordinación interna que luego se refleje en un orden externo. No significa que todo deba estár encorsetado al máximo, nos podemos desmelenar de vez en cuando. Pero si seguir un orden, no solaparnos, no contradecirnos…, eso no mola.

Puede que este contenido pueda parecer muy obvio, pero me incluyo yo el primero, y de vez en cuando hay que pararse y analizarnos a nosotros mismos. Esto a lo que muchos nos dedicamos están en constante evolución, y muchas veces no somos conscientes que no predicamos con el ejemplo, más bien caemos en los errores como cualquiera. Somos humanos y tenemos derecho a meter la pata, pero también tenemos la obligación de mejorar constantemente y de se inconformistas.

¿Tu tienes esto al 100% o deberías darle una vueltecita para optimizar tus redes sociales? 😉