Tiempo de Lectura: 3 minutos

El hacer siempre lo mismo y entrar en el bucle de lo repetitivo y lo previsible es pesado tanto para el cliente como para el propio trabajador. Necesitamos hacer cosas diferentes para sentirnos vivos y para salirnos del “redil” de la monotonía. Cuando trabajas de fuerza comercial de un establecimiento turístico o de un destino necesitas nuevos retos, marcarte objetivos que te hagan crecer como profesional a la vez que haces crecer a la marca a la que representas.

Se me ocurre que hoy podemos tratar el marketing disruptivo y como este influye en los modelos de negocio y en las nuevas propuestas de valor. Como explica Clayton Christensen -profesor del Harvard Business School sobre el término “innovación disruptiva”- en su libro The Innovator’s Dilemma, “las tecnologías disruptivas llevan una nueva propuesta de valor a un mercado diferente a cualquier otra propuesta previamente disponible”.

Se trata en esencia el potenciar el pensamiento lateral , salir de la zona de confort y ofrecer soluciones diferentes a problemáticas planteadas. Algo que algunas empresas están ya descubriendo a través del Growth Hacking o de estudiar el Customer Journey como acciones para potenciar el Marketing disruptivo.

A nivel tecnológico y de mejoras del mercado puedo aventurarme sobre cuales pueden ser algunas de las líneas por las que se regirá la disrupción en el marketing y donde muchos apostarán tanto en innovación como en cambio de postura sobre filosofía de negocio. Voy a jugármela a ver si acierto en alguna de ellas:

  • El video como parte de la experiencia. Con la llegada de las gafas de realidad aumentada o de 3D el concepto de video tal como lo conocemos ahora cambiará. Monstruos como Facebook y Youtube toman nota de ello y los movimientos en relación a esta tecnología serán clave para posicionarse.
  • El precio para descolocar al cliente. Si hay un parámetro clave en el consumo es el precio, sobre todo para los que nos cuesta llegar a final de mes. Hablar de precio disruptivo también involucra co-packs, paquetes o estrategias cross sale nunca antes vistas en su categoría…, en este tema junto al factor sorpresa suele ser un viejo truco que conviene ir dejando a un lado (ya que si no lo sabías, los cafés no llueven del cielo)
  • Personalización de la estrategia de marketing. Aunque a los marketinianos nos gustan los automatismos a los clientes nos gustan también los tratos cercanos y personales. Llegará el día que prefiramos un correo de tuteo cutre que un correo pro la mar de estirado y megadiseñado. Saber jugar con la personalización será algo que seguirá diferenciado y no pasando desapercibido.
  • Compartir las experiencias. Tanto por la potenciación de consumo colaborativo como por la inclusión tan fuerte de las redes sociales, los viajes serán más y más compartidos. Será como irte de viaje con tu red de contactos y además aprovechar las ventajas de la tecnología para ahorrar costes y contactar con agentes clave del lugar.
  • La distribución también puede ser disruptiva. También existe la distribución disruptiva a partir del uso de nuevos canales o canales atípicos para exhibir o vender producto. Esto puede ir desde la venta en línea de productos no susceptibles para lo mismo, hasta llevar a detallistas productos de lujo o hacer tangibles productos que nos los imaginábamos en formatos que no lo son tradicionalmente.
  • Cambios a través de mercadeo disruptivo. El fenómeno del Mercadeo Asíncrono consiste en el acomodo de productos bajo una lógica distinta (y aparentemente ausente) pero que permite contar historias sobre lo que representa una marca. Cambios de colores, de formas, de tipografías, de estilos consolidados que desde otro prisma cambian su significado y su esencia, pero que siguen siendo atractivos al consumidor.
  • La disrupción está en el camino no en el fin. En Marketing lo que toma más fuerza son los procesos por encima del bien o el servicio en sí mismo. Por lo tanto, utilizar la promoción para potenciar los fines por medios de los “medios” nunca mejor dicho, será la tónica a seguir (aunque ya lleva un tiempo desarrollándose) estas formulas seguirán siendo las puntas de lanza de muchas marcas, ya que es una parte importante del motivo de su éxito.
  • Buscar a tu cliente hasta debajo de las piedras. No hay lugar donde el cliente pueda “esconderse”, ahora todo se puede encontrar y todo se sabe…, y si no una misión secreta o una incursión a un Grupo de Facebook de espía.., Con tal de vender “todo” vale y los técnicos de Marketing tienen que tener este perfil aventurero.

Una vez dicho esto, espero que alguna de estas acciones sirvan para mejorar o potenciar las acciones de Marketing de tu alojamiento o de tu destino turístico. Sobre todo y para concluir lo que recomendaría sería tener un seguimiento muy cercano de la competencia, de forma que podamos dar el volantazo cuando creamos oportuno, pensando siempre en el cliente.

¿Alguna acción de Marketing disruptivo?