Tiempo de Lectura: 3 minutos

No hay mejor forma de ver cual es la experiencia del usuario en tu web que realizando una reserva en tu propia web. Seguro que no serías el primer director de hotel o director comercial que no ha reservado por la web de propio hotel, y si haces ese sencillo ejercicio te responderás muchas de las dudas que te surgen cuando un usuario reserva en Booking en vez de reservar en la maravillosa web de tu hotel (Lo de maravillosa era broma jejeje…).

Si con tu experiencia sobre la reserva directa no ha sido suficiente, existen herramientas tan maravillosas como Google Analytics que bien utilizada te puede dar muchas pistas sobre que es lo que está pasando en la web y responderte sobre que es lo que ocurre cuando tu tasa de rebote supera el 80%. Directamente ya te lo digo, que lo que muestras no le interesa prácticamente a nadie, ya que debemos calcular los tiempos de permanencia en base a la respuesta que tengamos del usuario, pero bueno eso será cuando vayamos haciendo que mejoren las métricas.

  • Cuando aterrizamos en la web debemos tener claro cual queremos que sea el camino que seguirá el usuario hacia la reserva, teniendo que ser necesariamente viable en todo el proceso de navegación.
  • Para aprovechar todo el tráfico referido es importante que las páginas de aterrizaje tengan en cuenta no solo la parte de reserva, sino que tengan también un importante trabajo visual sobre el hotel.
  • Es necesario contar con contenidos que refuercen la reserva, no solo el visual sino que debemos de tener en cuenta contenido práctico sobre el destino que sirva para apostar valor a las posibilidades que el usuario puede encontrar a partir del alojamiento.
  • Una de las funciones de la usabilidad es hablar el mismo “idioma” que el usuario y hacer que todo sea fácil tanto a nivel visual como de texto. Los enlaces internos bien ordenados hacen que tengamos mucha información accesible y de utilidad para el cliente.
  • Cuida el tema de enlaces rotos de tu web, de esa forma puedes perder fácilmente cliente. Existen herramientas que te ayudarán a encontrar este tipo de problemas, como la extensión de Chrome Check My Links.
  • No descuides el teléfono. Recomendaría que colocaras el teléfono en un lugar destacado, ya que aunque los motores de reserva pueden ayudarte mucho, está claro que hay muchos usuarios que son más tradicionales y terminan haciendo la reserva con un telefonazo.
  • ¿La experiencia de navegación se pierde desde el móvil?. Si cuando llegamos a la web de tu alojamiento a través del teléfono móvil te da un bajón y nos cuesta tanto encontrar el número de teléfono, el formulario de contacto o realizar la reserva, aquí tenemos un problema.
  • La velocidad de carga. Tanto para Google como para el usuario no nos mola nada perder el tiempo, por lo que si puedes mejorar este aspecto, pues mucho mejor de cara a los resultados finales.

Estos son algunos pequeños consejos que puedes realizar tu mismo a la hora de analizar que está ocurriendo en tu web. Pero lo dicho, haz un pequeño ejercicio de análisis y compáralo con la web de tu competencia (por poner un ejemplo). Sencillez, gusto, rapidez, operatividad…, muchos son los factores a tener en cuenta, y como gran conocedor de usuarios, tú mejor que nadie para evaluar si esto está funcionando como consumidor, a partir de ahí se tomarán las medidas técnicas necesarias, pero lo primero es evaluar y después actuar. 😉