Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los tiempos cambian y como todo en la vida, se  sufren transformaciones y evoluciones hacia alguna parte. En esto del marketing suele ser bastante sencillo detectar hacia donde vas, ya que o bien avanzas y mejoras o te quedas obsoleto y el propio mercado te deja en la cuneta. Si nos centramos en el sector hotelero podemos ver ejemplos a diario, para no ir más lejos todos aquellos que les cuesta aflojar el bolsillo para poner una wifi decente…, podrían ser un buen ejemplo. Dentro de unos márgenes de mejora continua y de escucha activa de la demanda (que suele ser lo más normal, o eso quiero creer) hay quienes se pueden permitir ir muy por delante y otros que aunque más despacito implementan mejoras que les hacen mantenerse, y a esos me dirijo, ya que al menos muestran interés en aprender.

Este artículo va en relación a algunas acciones que se van consolidando en aquellos que pueden permitirse ir muy por delante y que el mercado  hay veces que va por ahí o que cambia de rumbo, pero la apuesta siempre es de mejora. De igual forma me parecen buenas ideas para familiarizarte y que debemos tenerlas en cuenta para entender la tendencia. Algunas de las acciones para mejorar la estrategia de marketing en hoteles:

  • Aprovechamiento de contenido de terceros. Aunque nos cueste asimilarlo, las marcas no son únicamente lo que hay en la cabeza de las personas que las gestionan,  sino es la percepción de la gente que las consume. Por lo tanto, es interesante aprovechar el contenido que se genera alrededor y fomentar que se produzca este fenómeno con mayor frecuencia.
  • Las cadenas con Apps ya es una constante. La fidelización del usuario a a partir de Apps es una constante, ahora llega el momento de potenciar su utilidad. Posibilidad para pedir cualquier capricho en la habitación o elegir listas de reproducción en streaming son una realidad.
  • Se trata de ganar dinero pero sin dejar de pensar en el cliente. Está claro que nadie trabaja por “amor al arte” pero el hotel debe de ser lo suficientemente elegante y atento como para generar gasto en el cliente si dejar de pensar en su bienestar. Un ejemplo de esta campaña podría ser la lanzada por Westin Hotels y su dispensador de equipación para salir a correr.
  • Ser atentos a partir desde el momento que se realice la reserva. Es necesario dejar claro que automáticamente que una persona realiza una reserva esa persona ha dejado de ser “un cualquiera” a un cliente. Por lo tanto, sin agobiar y con tacto, podemos ir entablando relación con el cliente y mejorando en la medida de nuestras posibilidades su visita. (Email, Retargeting, Twitter…)
  • Gestionar la reputación online no es negociable. Aunque dedicar tiempo en esta gestión en muchos hoteles puede parecer ciencia ficción, debemos de trabajar por gestionar el 100% de las opiniones en Booking, Tripadvisor, Airbnb…, da igual, hay que trabajar por mejorar nuestra nota en estas plataformas, resolver los problemas que surjan e implementar en la medida de nuestras posibilidades las debilidades que nos encuentren.
  • El tiempo es oro, también en la web de nuestro hotel. Uno de los valores más importantes en nuestra web es el tiempo de permanencia, por lo que es importante jugar con este parámetro. Imágenes atractivas, textos útiles, opiniones, el máximo de idiomas…, lo necesario para que el visitante se encuentre como en “casa”.
  • Hilos de conversación con etiquetas de Marca. Para generar interacción y viralidad de contenidos se utilizan palabras clave relacionados con el destino, con el hotel o con la cadena. Ejemplos como el de #Hyatt en Instagram son muy claros.
  • Respuesta inmediata a la interacción en Twitter. Si nuestros canales sociales son utilizados comúnmente por el hotel debemos de dar un servicio rápido a cliente, pocas son las marcas que contesten al 100% de las menciones y @IHGCare es una de ellas.
  • Relevancia en búsquedas orgánicas. Cadenas como Marriot apuestan por el posicionamiento de contenidos orgánicos en relación al destino y a la tipología de clientes que visitan sus establecimientos.
  • El hotel como nexo de unión con las experiencias del destino. El hotel no solamente vende camas, sino vende la posibilidad de conocer lugares inolvidables. Four Season lo ha entendido bien y lo demuestra con la acción Extraordinary Experience .

Espero que alguno de estos consejos te haya podido resultar interesante, aunque sea solamente uno me quedaría satisfecho. Por otro lado,  no tienes porque estar en todas y hacerlo bien, sino gente como yo estaríamos sin trabajo jejeje…, eso sería excepción. Me conformaría con que después de leer algunas de las líneas de trabajo de cadenas muy potentes, puedas ir dando pequeños pasos que te acerquen al mercado.

¿Se te ocurre alguna acción para mejorar la estrategia de marketing en hoteles?