Alucino cuando oigo hablar a tanta gente sobre el tema de la visibilidad online y de la “igualdad” que encontramos en internet a la hora de competir . Dicen algo como que es una guerra de “igual a igual” en la que las fuerzas son simililares y por lo tanto, los “pezqueñines” entre los que me incluyo, podemos robarles cuota de mercado. En realidad no se si esté lo dicen con unas copas de más o lo piensan fríamente. Como dirían en mi pueblo, “vamos a ver alma cándida”. ¿En que peli de ciencia ficción has visto eso,  o donde te lo han contado?.

Vale que el canal es el mismo, pero como podría ser el periódico, y unos salen en portada y otros en la sección de contactos, y la visibilidad no es la misma. Que no os engañen con esa historia, ya que la “batalla” que se lucha en los entornos online es tan dura como la que podría librarse offline.

Mientras vengo de currar en el coche pienso…Una hotelito pequeño que quiere dirigirse a un determinado nicho de mercado una vez arranca, o tiene pasta o le resulta complicado. Y pensaréis…, pero como complicado, si tiene una buena relación calidad-precio, la dueña es super agradable y además está muy bien situado…, pues a la hora de ganar visibilidad empezamos de 0, y eso para remontarlo cuesta pasta, si o sí.

Venga, vamos a analizar que barreras de entrada (en cuanto a visibilidad online) se encuentra un hotel que arranca en el centro de Madrid:

  • Google Adwords. Para internar posicionarnos a través de PPC con Google Adwords, tanto por nuestro nombre, que ya se encargará Booking de robarnos reservas, como por búsquedas claves como hostal en Madrid, hotel en Madrid, oferta hotel en  Madrid…,tenemos que aflojarnos el bolsillo. Aquí ya nos encontraremos una competencia fuerte que nos obligará a invertir en un momento delicado para nosotr@s, como es el arranque del negocio.
  • Social Media. Aunque soy de los que piensan que las redes sociales tienen una rentabilidad bastante relativa sin PPC, el contar con una comunidad activa nos facilita el hecho de tener un conocimiento sobre la demanda y también a aumentar el tráfico de nuestra web, con algunas reservas que también caen.
  • Seo. Cuando arrancamos de nuevas con nuestra web y con estrategia de contenidos (esto segundo no suele ser siempre así) estamos como diríamos los frikis de Juego de Tronos, más allá del muro, o sea, más allá de la prima página, eso ya es el olvido prácticamente. Por lo tanto, si nuestro objetivo es el de competir ante búsquedas interesantes que nos traigan tráfico o apostar por términos long tail…, hay que saber trabajarlo. Y aún así, nos llevará tiempo y liquidez, eso que al principio de cualquier negocio es tan escaso.
  • Web decente. Cuando me refiero a una web decente me refiero a una web con una sección de promociones trabajada, un motor de reservas que funcione, una imágenes que te inviten a visitarnos y un blog que te permita desarrollar la estrategia de contenidos. Aunque desde mi punto de vista esta deba ser la primera inversión en cuanto a visibilidad, una web así vale dinero y nuestra competencia ese gasto ya lo hizo, aunque puede que mal, hace tiempo.
  • Venta directa mediante emails. Cuando abrimos nuestro hotel por primera vez no solo nuestra cuenta corriente debe de estar algo afectada…, algo  similar a lo que le ocurre a nuestra base de datos de emails . Aunque muchos no confíen en el email, es una de las acciones que mejor relación coste-conversión tienen. Sobre todo cuando la dirigimos a nuestra propia base de datos (si está debidamente segmentada ), y si este no es el caso, toca externalizar y rascada de bolsillo .Por lo tanto esta baza tampoco la podemos jugar de primeras, a no ser que tiremos de cartera.

Me parece interesante que reflexionemos sobre las oportunidades reales que presenta internet y como podemos ser a la vez competitivos. Me parece que se está dando una visión equivocada y creando ilusiones donde no las hay, al final es como todo,  una inversión grande de dinero y de talento, es lo que conforma el éxito. Estoy totalmente convencido que el uno sin el otro no llegaría a ninguna parte, y por supuesto el talento vale dinero, por lo que volvemos al meollo del asunto. Sin dinero la visibilidad se limita sensiblemente.

¿Estás de acuerdo o piensas que en Internet

 

Fuente de la imagen: http://www.eurasia1945.com/