Seguro que no soy el único que se plantea constantemente la mejora de su presencia online y como poder tener mejores números. Es muy habitual que tu web se quede obsoleta, desfasada, no funcione o simplemente que no consiga las resultados que te habías marcado. Antes de empezar las obras, debemos tener claro que realmente nuestro problema es la web y en concreto que es lo que podemos empezar a reparar.

Error 1: Planteamiento de la web.

La primera pregunta que debemos hacernos antes de hacer una nueva web o de remodelar la que ya tenemos, es saber que es lo que queremos conseguir. En un hotel lo tenemos sencillo, queremos reservas y la variedad de servicios será tan limitado como lo que nuestro establecimiento le permita. Centrar la idea en los productos y hacerlo de la forma lo más visual posible. La experiencia de navegación debe de ser entretenida y que no dé lugar a la duda.

Error 2: Velocidad de la web.

Si tu web es más lenta que el caballo del malo, tienes un verdadero problema. Si tu web tiene flash o los tiempos de carga se van de las manos, no solo google te la va a penalizar, sino que cuando le compliques la vida a alguien, se va a Booking y terminamos antes. Puedes tener una web buena, bonita, barata y ligera, por lo que si tu programador te pone trabas…, que se deje de historias y que haga que la web vuele.

Error 3: Demasiados frentes abiertos

Un montón de botones de navegación, imágenes,  párrafos, muchas llamadas a la acción… Aquí algo falla. Cuando hay muchas cosas que piden nuestra atención tendemos a saturarnos y al final no encontrar lo que realmente estamos buscando. No entendamos contenidos por confusión, por lo que más vale poco y bien colocado que mucho y lioso. Si te das cuento, las web son día a día más visuales, para navegar con Móvil, tablet o scroll. Ejemplo: Fourseasons 

Error 4: Errores de Accesibilidad

Aunque pueda parecer obvio no todas las webs son visibles con todos los navegadores o con todos los dispositivos, por lo que, si nuestra web no se ve de una forma adecuada, todo el tráfico que llegue no convertirá. También hay agencias que modifican webs en “caliente” por lo que si la web está tumbada o el motor no funciona, al cliente le generamos un problema. También estaría bien que no perdiéramos de vista a nuestro alojamiento, si este no está a la altura o nuestras peticiones superan los servicios que tenemos contratados…, esta puede ser una fuente de problemas.

Error 5: Problemas de diseño, estilo y de armonía en la web

Hay muchas veces que no sabemos bien porque, pero no estamos agusto en una determinada web, la navegación nos resulta pesada y el entorno no es atractivo, aunque pueda parecer superficial, si la web no es “facilona” pues no vamos a perder el tiempo ligando con ella. Aquí no hay ninguna ley escrita que determine el éxito, pero cuanto más fácil se lea, más armónico y neutro resulte, más fácil será que el visitante navegue y encuentre su objetivo.

Error 6: Un motor regulero para convertir las visitas

Cuando ya hemos realizado todo el trabajo y ya tenemos el cliente donde queríamos, tenemos que rematar la faena con un motor competitivo. Hay muchas soluciones interesantes para solventar esta papeleta tan crucial. Soluciones hay muchas en el mercado… HolelJuice, Siteminder, Bookassit, Centrotel…, encontrar una que se adapte a nuestras posibilidades y con un servicio de atención al cliente a la altura.

Cuando estéis agobiados con vuestra web y no encontréis la solución, repasad estas 6 posibilidades, ya que suelen ocurrir ocurrir hasta en las mejores familias. Espero haberte podido ayudar a detectar tus debilidades,  y si tienes cualquier tipo de duda más concreta, encantado estoy de poder ayudarte.