Si hay un elemento diferenciador entre cada destino es la cultura y la tradición del mismo. El poder gestionar este elemento en favor del enriquecimiento de la experiencia turística, hace que los destinos que potencien su cultura sean más competitivos de cara a poder generar producto turístico más auténtico.

Pese a que hay muchos destinos basados en modelos consumistas del todo incluido, hay otros que apuestan por modelos más cercanos a la tradición. No seré yo quien critique unos u otros, dado que si hay oferta es porque existe una demanda, pero me gustaría destacar la labor encomiable que realizan algunas comunidades locales por salvaguadar y rentabilizar su tradición.

Es importante que los destinos turísticos que crean en esta linea de tradición y cultura tomen cartas en el asunto. En uno de mis artículos en RuralEmpresarial, “Las tradiciones vivas como principal atractivo de los Destinos Turísticos“, desarrolle un listado de acciones que los destinos pueden llevar a cabo para salvaguardar las tradiciones a través del turismo rural:

  • Realización de listado de patrimonio material e inmaterial. Es imprescindible la recopilación de información en contacto directo con las personas del lugar, que provean de contenido de valor almacenable para las labores de conformación de producto. 
  • Definir líneas estrategias de marca país que apuesten por las tradiciones. Es necesario determinar las líneas de trabajo previas sobre las que se estructurarán los diferentes programas. Por ejemplo, la ONAT definen 3 (Gastronomía, Tradiciones Vivas, y arte y artesanía). 
  • Conformación de productos turísticos en los que se implementen las tradiciones. Una vez se definan las líneas y se tenga claro cuál es el patrimonio material e inmaterial se conforman los productos turísticos en relación a las posibilidades de los diferentes agentes del destino.
  • Formación a los agentes implicados en la actividad turística para el potenciamiento de las tradiciones. (Gestores de destinos, Empresarios y lugareños). La formación es la base de la evolución del destino. La formación en la concienciación sobre sostenibilidad y turismo como medio de desarrollo es básico para la convivencia y el poder de perpetuación de la identidad de un lugar. 
  • Apostar por canales de comunicación que lleguen a todo tipo de perfiles sociales. La segmentación en cuanto al tipo de cliente como a las diferentes fórmulas de llegar a él deben de adaptarse a las características del producto y a su forma de comunicarlo.
  • Fomentar la sostenibilidad a partir de certificaciones de calidad que sirvan para potenciar la visita. La concienciación del turista incide en los proceso de elección del viaje, por lo que es necesario asociarse a certificaciones de calidad, marcas paraguas o clubes de producto bajo patrones de sostenibilidad y responsabilidad con el entorno rural. 

En relación a esta temática de cultura y tradición como potencial turistico,  estoy colaborando en el desarrollo de un proyecto llamado MisuperAbuelo, que busca aprovechar la identidad de la comunidades locales para generar producto turístico. Estamos en una fase muy temprana en la que necesitaríamos de vuestra ayuda y de vuestra opinión para conocer las posibilidades del proyecto. Dejo aquí un cuestionario tipo test muy breve para que lo completéis y expreséis vuestra opinión más sincera:

 

 

¡Muchas Gracias por vuestra ayuda!