Para tod@s aquellos que os dediquéis profesionalmente a la gestión de cuentas en redes sociales, os daréis cuenta que es complicado aumentar el tráfico de tus acciones si no lanzamos publicidad y salimos de nuestros círculos habituales. El modelo de negocio y la rentabilidad de estas mastodónticas estructuras (Facebook, Twitter, Linkedin…) pasa por los anuncios publicitarios, y está claro que no nos dejarán ir de rositas ganando visibilidad e interacción si antes no pasamos por caja. Aún así no soy de los pesimistas que creen que el fin de la presencia en redes sociales está en la bajada de visibilidad orgánica y aumento de la relevancia de sus secciones de anuncios, ya que como cualquier hijo de vecino, necesitan llevar el pan a casa al final de mes, y no conozco a nadie que pague las facturas con “humo”. Aquí te hago una pequeña relación de cuales son las principales razones para probar con Social Ads, sean del origen que sean. Ya depende en conocer tu comunidad y adaptar los anuncios al medio:

  • No se centra tanto en la venta directa, sino en la vinculación del usuario: se ha producido una evolución del banner tradicional hacia formatos publicitarios,  menos agresivos y centrados en la venta directa. No se trata de hablar de la oferta y del precio, sino de vincular con contenidos de calidad para generar confianza, marcar un aspecto diferencial y conducir hacia la venta. Se trata de ser útil al consumidor, de generar relaciones a largo plazo. I
  • Nos salimos de nuestra “zona de confort”. Si queremos aumentar nuestras comunidades tendremos que explorar nuevos horizontes, y los Social Ads promueven el contactar con otros clientes que de esta forma no habríamos llegado. Entrar nunca mejor dicho, en las redes sociales de nuestros clientes, y de ahí poder seguir abordando a otros.
  • El contenido sigue siendo el “rey” :p: aunque estamos hablando de publicidad, cuanto más capaz sea la empresa de generar contenido de calidad útil para el futuro cliente, más posibilidades tiene de que sus anuncios consigan un mayor alcance. El contenido marcará el éxito de la acción.
  • Se potencia el atractivo de nuestros anuncios: en las redes sociales se compite constantemente por el espacio publicitario. Por ello, acompañando al contenido textual suele es importante colocar elementos visuales relacionados con el mismo y que sean atractivos, tales como vídeos e imágenes. Hay que jugar con el mensaje, con la expresión y sobre todo con la imagen.
  • Elementos sociales en lo social: redes como Facebook incorporan a sus anuncios elementos sociales que ayudan a obtener mejores resultados. De este modo se apela al componente social. Así, las redes sociales, que luchan por su pedazo de pastel del mercado publicitario, están dotando a los anuncios de nuevos elementos que contribuyen a generar mayor alcance.

Dentro de nuestras posibilidades deberíamos sopesar (si no lo estamos haciendo) realizar anuncios en redes sociales. Primero define un presupuesto, plantéate objetivos, analiza tu comunidad y por último estudia las posibilidades que te ofrecen. Es realmente sencillo utilizarlo (les conviene que así sea) y lo resultados que obtengamos serán muy interesantes, ya que como sabéis, todo será contabilizado y podremos medir los resultados.

¿Te parece interesante utilizar Social Ads?