Todos los que nos dedicamos al marketing online sabemos que la segmentación en listas de email marketing pueden mejorar las tasas de apertura y de clics (De eso creo que más o menos todos estamos de acuerdo, también los que no se dedican a esto). Según los últimos datos sobre usuarios de MailChimp mostraron que las campañas segmentadas obtienen un 14,64% más de apertura y un 59.99% más de clics que las campañas no segmentados.

Por lo tanto, el éxito o fracaso de algunas de nuestras acciones de email, dependerá en gran medida de la capacidad que tengamos de segmentar nuestros envíos. Si tenemos nuestra base de datos “saneada” esta labor será mucho más sencilla y a la vez disponemos de una herramienta de envío como muchas que hay en el mercado. Es un buen momento de empezar a segmentar las campañas y no enviar emails a diestro y siniestro. Porque se que es difícil que se te ocurran todas las segmentaciones posibles, aquí te propongo 10 formulas fáciles y rápidas que seguro te ayudarán en tus próximos envíos de email:

  • Utilización de información demográfica.

    La primera forma en que muchos comerciantes comienzan email marketing es la segmentación de los datos demográficos. La información tal como la edad, el género, la posición de la empresa, y el nivel de ingresos puede decir mucho acerca de las necesidades y los intereses de una persona. Cuanta más información se puede obtener en su público en el proceso de registro, más opciones tendrás para la segmentación demográfica. Hay que tener cuidado con esto, ya que la gente cuando tiene que completar tanta información suele salir despavorida.

  • Resultados de encuestas o de concursos. 

    Cuando tenemos una base de datos con poca información nos interesa optimizar los “leads” y sacar el máximo partido. Una buena idea es enviar una encuesta de satisfacción o la participación en un concurso. De esta manera podemos obtener datos y enriquecer nuestro CRM.

  • Segmentación según la aceptación de nuestros envío. 

     Una forma interesante de segmentar consiste en lanzar diferentes correos según la tasa de apertura o de clics del usuario. Cuanto mejor sean estos parámetros más sensibilizado  está el cliente con la marca y viceversa para lo contrario. Planifica envíos tanto para los que mejor nos acepten como para los que no quieren saber mucho de nosotr@s.

  • Segmentación según área geográfica.

    Existen diferentes maneras de aprovechar la información geográfica del usuario a la hora de enviarle emails. Las más significativas son:

    • Mensajes de correo electrónico basados en tiempos. Escalonar sus mensajes de correo electrónico para encontrar los momentos óptimos sobre las diferentes zonas horarias.
    • La publicidad sobre momentos puntales. Enviar mensajes de correo electrónico dirigidos específicamente a los eventos en ciertas ubicaciones.
    • Direcciones de viaje personalizadas. Personalizar las direcciones basadas en la geolocalización del usuario.
    • La ubicación específica de contenido. Usar un lugar en sus titulares o contenidos para llamar la atención y ofrecer una experiencia personalizada.
  • Segmentación por reservas realizadas.  

    La segmentación por reservas realizadas es otra forma sencilla para optimizar los envíos. La forma más fácil es empezar a enviar recomendación de productos complementarios a la reserva y así fomentar la venta aumentada y la venta cruzada.

  • Nivel de gasto del cliente. 

    Si tu cliente tiene un nivel de gasto predeterminado es posible asumir un coste superior en fomentar la conversión de este tipo de cliente. De igual modo se le promocionarán productos ligados a su poder adquisitivo.

  • Posición en el embudo de conversión. 

    Hemos comentado anteriormente en concepto de embudo o funnel de conversión como la estructura de una estructura de inbound marketing. En este caso los usuarios suelen estar en diferentes fases del embudo por lo que demandarán información adaptada a sus necesidades por su posición en el embudo.

  • Comportamiento en la página web.

    Hacer un seguimiento del comportamiento del usuario en el sitio web del hotel es otra forma sencilla de obtener más información sobre los intereses de los visitantes. Por ejemplo, se puede enviar emails específicos basados en las páginas que visitaron.

  • Tiempo desde la última reserva realizada.

    El tiempo transcurrido desde la última reserva puede ser una valiosa estrategia de segmentación, ya que no tiene sentido agrupar a un clientes que compraron hace meses o que compraron la semana pasada. Es necesario diferenciarlos en lanzarles correos en base a la frecuencia de compra.

  • Intereses personales de cada cliente potencial. 

    Puede obtener información detallada sobre los intereses personales de los clientes mediante la creación de perfiles de usuario en su sitio web o el uso de un centro de suscripción de correo electrónico. En los hoteles es bastante sencillo, ya que se puede recabar mucha información durante la estancia del cliente.

  • Mercados potenciales del propio hotel.

    Según el momento del año nuestro mercado potencial podrá ser uno u otro. Analizar curvas de reserva o simplemente fuentes de tráfico por ubicación pueden decirnos quiénes son lso máximos interesados durante una época determinada del año. Lanza tus campañas sobre aquellos lugares sobre los que las posibilidades de reserva aumentan.

Estos son 11 ejemplos de segmentación de emails para tu hotel,  pero pueden ser tantos como capacidad tengas de segmentar tu BBDD. Exige a tu proveedor que te facilite estas y otras extracciones y te flexibilice al máximo las posibilidades que se tienen asociadas a la información que puedas tener con tu PMS. Integra tu CRM y busca herramientas que te permitan automatizar tareas, la tecnología te permite prácticamente todo lo que se nos pueda imaginar. Espero que tus próximas campañas funcionen mejor y si tienes alguna duda, encantado estaré de ayudarte.

¡Ánimo con tus emails! 😉