Desde el 2007 que se lanzaron las “Fans Pages” en Facebook han corrido ríos de tinta (electrónica). Desde los orígenes estudiantiles de Facebook hasta el gran “monstruo” del marketing al que ha evolucionado hoy en día, ha cambiado bastante el cuento.

Aunque muchos nos quejemos de la escasa visibilidad de las marcas en Facebook también debemos de ser consciente de lo complicado que sería que todas las páginas que seguimos en Facebook fuesen visibles de forma natural.

Facebook utiliza algoritmos para determinar qué contenido aparecerá en el timeline de las noticias de un usuario. Según TechCrunch, el algoritmo de Facebook incluye varios aspectos centrales, incluyendo el grado de interés de un usuario sobre una determinada página en cuanto a la interacción con sus diferentes contenidos. (Saber más). Según datos de Facebook de Junio de 2014, la reducción de la visibilidad natural de las páginas, ha sido por el “bien del usuario”. Todo ello en búsqueda del mejor contenido, más currado por parte de los usuarios. (Saber más).

Una vez dicho esto, solo nos queda o aventurarnos a que nuestras páginas de Facebook aumenten sus resultados por medio de las reglas del juego que Facebook impone:

  • Potenciar los contenidos. Debemos de partir que el contenido de mayor calidad obtiene una tasa de clics más alto (CTR) y genera más interacción. El mantener una calidad constante de contenidos que potencie la interacción de los usuarios, hace que nuestros contenidos aparezcan en las primeras posiciones naturales. Por lo tanto, las páginas con buenos contenidos tienen mucha visibilidad y esa alteración del algoritmo es menos acusada.
  • Analizar las estadísticas en profundidad. Facebook pone a nuestra disposición unas potentes estadísticas que nos permiten saber lo que está ocurriendo con los contenidos. Posibilidad de determinar cuales son los contenidos que mejores resultados tienen, cual es el perfil de nuestros fans o cuando es el mejor momento publicar, son opciones que las estadísticas nos proporcionan.
  • Estudiar los resultados de la competencia. Objetivamente conocemos la competencia y podemos determinar que publican y los resultados que están consiguiendo. Una fórmula es el “Copy-Paste” de toda la vida. Ver lo bueno que están haciendo los demás para aprovechar y mejorar esa línea de contenidos.
  • Genera comunidad premiando a tus seguidores. Como dice mi padre “Nadie da duros a dos pesetas“, por lo tanto, si mantenemos la expectación y el interés de nuestra comunidad potenciaremos que los usuarios sigan nuestros contenidos. Pequeños concursos, sorteos, adivinanzas, acertijos, preguntas directas…, lo que haga falta para que se sientan importantes.
  • Para crecer toca aflojarse el bolsillo, te guste o no. Todo lo anterior es la parte romántica que Facebook todavía permite. Pero para ser sinceros y si somos una marca que no enamora, arrancar y ser visibles es una tarea complicada. Llevar una publicación constante de contenidos que apuesten por la mejora, adaptación a las necesidades del usuario, y lanzar campañas en Facebook Ads de vez en cuando…, nos tienen que reportar resultados sí o sí.

Como habéis podido comprobar no hemos descubierto América ni la receta de la Coca Cola, pero si hemos sentado unas pequeñas bases de cual es el camino a seguir. Calidad y Pasta es la base del éxito en Facebook, una parte de romanticismo pero para todo lo demás… “MasterCard” 😉