Normalmente no suelo escribir sobre experiencias, sino más bien suelen ser conclusiones prácticas sobre mi día a día en este pequeño mundo del marketing turístico. Esta vez voy a cambiar mi discurso y os contaré cuales fueron las sensaciones que tuve al estar alojado en 3 alojamientos  con características muy distintas en la misma semana. Concretamente la semana de South Summit en Madrid,  por diferentes circunstancias tuve que ponerme en modo resolutivo y aprovechar el alojamiento para las necesidades que tenía en cada momento. Los precios estaban por las nubes (algo habitual en las grandes ciudades) y conviene analizar las posibilidades y saber adaptarse. Os cuento cual fue mi recorrido:

Apartamento en Lavapiés a través de Airbnb

airbnb

Como fue: Dos noches de alojamiento en habitación doble en el que pagué 92€ por las dos noches. En una zona de lavapiés que nos permitía estar a 5 minutos para pillar el bus en Atocha para ir al South Summit. Entrega de llaves es perfecta y un precio razonable estando muy cerca del día del viaje.  Sensación de incertidumbre de llegar a un lugar apartado, pero también nos permitía comprar algo de comida y prepararnos una cena a nuestro gusto. Una wifi decente para poder trabajar y ubicado en un lugar en el que la persona que nos entregó las llaves nos puso en situación.

  • PROS: Calidad/Precio, Wifi, independencia, conocimiento del dueño.
  • CONTRAS: Sensación de improvisación, incertidumbre a la llegada, desconocimiento del barrio

U Hostel en Calle Sagasta

uhostel-madrid

Como fue: La situación cambió, me quedaba solo y los precios por un airbnb no eran tan interesantes. Al día siguiente necesitaba estar conectado para ir a Chamartín y encontré un hostel cerca de Plaza de España. 17 euros la noche en una habitación con otras 7 personas en la que todo era moderno, limpio y en un ambiente muy juvenil. No se si es por falta de cultura de hostel pero desconfías de dejar tus cosas al acceso del resto de compañeros de habitación. Las zonas de aseos eran comunes y te da pudor ponerte cómodo, pisar el suelo sin zapatillas, da palo despertar a los demás viajeros cuando llegas tarde….(un clásico)

  • PROS: Precio, socialización, ubicación.
  • CONTRAS: Inseguridad, sensación de poca higiene, evitar hacer ruidos.

Hotel Eurostar Madrid Tower

eurostar-madrid-toweb

Como fue: En fin de la ruta de los alojamientos terminó en el evento Hotusadventure, concretamente en el Hotel Eurostar Madrid Tower. Allí el alojamiento fue gratis por el evento, pero la habitación vale 120€ la noche (curiosamente el mismo precio que el de la individual). La sensación es que todo está controlado, el servicio estupendo y las instalaciones perfectas. Desayuno en el propio alojamiento, salas de reuniones y la wifi era estable. Curiosamente me dejé la camisa en el hotel y la enviaron a casa (con el recargo del envío).

  • PROS: Sensación de orden y control, muchos servicios asociados a la reserva, sensación de seguridad.
  • CONTRAS: Alto precio, pago de servicios que pueden no utilizar, demasiada estandarización, socialización nula.

La conclusión final sobre los diferentes modelos de alojamiento analizados durante la semana, es la adaptación que cada uno puede tener a las necesidades de un mercado o a las necesidades de un viajero concreto. Los modelos de alojamiento no tiene porque competir ya que las características de cada uno de ellos son totalmente diferentes. De hecho las personas que se encontraban en el lugar en cada momento y en cada uno lugar eran muy diferentes, y pese a que te gusten los contrastes (a mí me encantan) terminas juntándote con los “tuyos”.