Han corrido y seguirán corriendo ríos de tinta hablando de los Millennials, pero ¿sabemos realmente que es un Millennial? En realidad no se si existe un cliente de este tipo como tal, pero lo que si es cierto es que cada vez las tecnologías forman parte de nuestras vidas, existen nativos digitales que naufragan durante todo el proceso de reserva de manera digital y la dependencia de los métodos tradicionales pasa a un segundo plano. No nos vamos a poner drásticos con que esta corriente de consumo será la panacea para los alojamientos, pero si debemos de tener claro que debemos hacer para existir en el mundo de este tipo de cliente.

Debemos de partir de la base que nos dirigimos a un cliente que va de los 18 a los 35 años, por los que tenemos una franja de edad bastante amplia, muy sensibles a la relación calidad/precio, buscan el dinamismo y que se les propongan soluciones de último minuto. Son viajeros muy cosmopolitas y con una gran “boracidad” por viajar, necesidad de conocer, experimentar y compartir sus experiencias.

Una vez dicho esto, vamos a intentar realizar un listado de acciones que podemos implementar en la estrategia de nuestro establecimiento para llegar a este público:

  • Web adaptaba a todo tipo de dispositivos. Este perfil de viajero vive muy ligado a sus gadgets y a la navegación multidispositivo, por lo que debemos tener muy en cuenta nuestra web. Debemos apostar por una web visual y renovada con frecuencia según las últimas tendencias de diseño.
  • Gestión de redes sociales. Es importante tener presencia en redes sociales generalistas (Facebook, Twitter, Google+…) así como en redes sociales de viajes (Tripadvisor, HolidayCheck, Booking…). Esta tipología de viajero condiciona gran parte de sus reservas a esta información, y por lo tanto debemos de gestionarlas.
  • Estrategia de Contenidos. Trabajar lo que se denomina “Inbound Marketing”, realizar embudos de conversión a partir de estrategias de contenidos que capten la atención y cubran necesidades de esta tipología de turista.
  • Posicionamiento orgánico en términos long tail. Es importante posicionarnos en términos específicos sobre propuestas personalizadas, google es uno de sus manuales de consulta, por lo que estar lo mejor posicionado posible en contenidos o en demandas de producto específico, mejor que mejor.
  • Asociación a productos relacionados con el cliente. En la medida de las posibilidades del establecimiento sería interesante asociar nuestra marca a productos, actividades y propuestas de valor asociadas a este segmento de cliente.
  • Remarketing. Dada la navegación continuada que realiza este tipo de cliente, debemos aprovechar los impactos a través del tráfico que captamos y de las diferentes acciones que podemos realizar. Por ejemplo, podemos aprovechar las cookies para realizar remarketing con Twitter.
  • Email-Marketing. Trabajar metodología de Lead Scoring para optimizar el resultados de nuestros envíos. Implementar también el remarketing en las acciones de Email-Marketing.
  • Campañas para incentivar venta anticipada. Contra pronostico y contra la tendencia, nos tenemos que obligar a no morir en la última hora, sino incentivar la reserva anticipada emitiendo mensajes a nuestro clientes por los canales que previamente hemos cuidado para ello.

Una vez dicho esto y si tenemos claro que tenemos un producto/servicio que se adapta a las necesidades de este tipo de cliente, manos a la obra e implementa estas acciones. No es tan novedoso como puede parecer, simplemente adaptarnos a un segmento y saber jugar bajo las reglas que impone la demanda.

¿Algún consejo más en relación a los mundialmente conocidos como MillenIials? ¿Tu eres un Millennial? 😀