El branding de marcas y de percepciones de productos/servicios hacen que en nuestra cabeza nos hagamos una imagen de lo que será un viaje, un evento o incluso como será ir a comer a un restaurante. El turismo y sobre todo su origen en cuanto a transversalidad es un cúmulo de impactos, un fuego de sensaciones cruzadas difíciles de determinar y que requieren un largo plazo para consolidarse. Después de un proceso de contacto entre marcas e individuos llegamos a lo que suele ser la imagen de la marca o el producto/servicio que vamos o no a consumir. (Branding)

Consolidar una marca requiere un largo proceso de impactos, experiencias y referencias de usuarios que ya conocen el proyecto.

Aquí es donde viene el “Quiz de la cuestión”. Soy de los que piensan que en Turismo siempre se debe de aportar un plus más al cliente que supere las expectativas que se tiene como consumidor. No cabe duda que todos los mensajes deben ir en una dirección y que cuando el cliente lo está disfrutando, debemos dar algo más que lo que aparece en la oferta, en la web o en el review de turno en Tripadvisor (La típica Chocolatina debajo de la almohada). El concepto que se persigue es una superación de expectativas, que “descoloque” de forma positiva al usuario.

Debemos de reconocer que nos encanta que nos sorprendan, que nos ofrezcan algo más que al resto, que nos hagan sentir especiales y que eso se adapte a la imagen que tenemos en nuestra cabeza, así como al precio que hemos pagado por ello. Para hacernos una idea, sería pagar por algo el precio justo a las condiciones en las que se adquiere el producto, y a la vez siempre ofrecer algo que vaya más allá que el precio que se pague. Soy de los que no les gusta que les cuenten el final de la historia y para mí contar todo desde el primer momento, es un Spoiler innecesario que quita la magia del viaje.

A la hora de viajar, no quiero que me cuenten el final de la historia, saber todo lo que ocurrirá hace que la estancia en un hotel sea aburrido y previsible, necesitamos salir de la monotonía.

Este artículo ha surgido a raíz de una campaña que Avios en su web planesderepente.com, en la cual te cuentan todo lo que podrías hacer con una Tarjeta Iberia plus. Como un plan convencional puede terminar en una experiencia única, como algo que puede parecer cotidiano puede derivar en algo estupendo, algo similar al rollo que te he metido en la mejora de expectativas. Un programa de puntos que ayuda a conectar con experiencias y a mejorar el servicio de determinadas marcas, un compañero de aventuras que va contigo en tus viajes. Podéis ver el video de la campaña aquí: