Absténganse los incrédulos de leer el artículo…, esos que piensan que todos los que apostamos por el contenido vendemos humo…, pues esos!! Si partimos de la base que no vamos a creer en lo que digan en relación a la estrategia de contenidos, pues apañados vamos!. Venga, después de esta pequeña reprimenda me gustaría reflexionar cuales son desde mi punto de vista los 4 principios básicos que rodean a una estrategias de contenidos potente y coherente.

Partimos de la base que el contenido es necesario, que influye en las diferentes etapas de un embudo de conversión y que es muy importante que una marca genere contenidos para entablar una línea de comunicación con el cliente. Una vez tengamos esto claro nos ponemos manos a la obra con los 4 pilares sobre los cuales se debe sustentar toda estrategia de contenidos:

  1. La estrategia de contenido es una pieza de tu estrategia empresarial. Una de las virtudes de un buen estratega de contenidos, es saber hilarlos coherentemente a los principios de la marca. Se deben definir en base a que principios se va a desarrollar la estrategia y que objetivos quiere conseguir. No tiene porque generar información genérica de la marca, sino que puede ser sectorial a las acciones que necesiten potenciar. Para sintetizar más esta información, el equipo de marketing de contenidos debe entender su mercado, su negocio, su posicionamiento y sus metas lo suficientemente bien como para cumplir los objetivos marcados.
  2. Conocimiento amplio sobre Seo. Si realmente queremos exprimir al máximo nuestra estrategia de contenidos necesitamos una persona con los conocimientos necesarios para obtener el contenido que está creando frente a los clientes potenciales. Debemos analizar cuales son las tendencias que se están moviendo en ese momento y adaptar nuestros contenidos a los diferentes canales en los cuales estamos comunicando. Apostaría por la búsqueda del equilibrio entre campañas específicas y amplitud de comunicación, de forma que podamos analizar y mejorar con un espectro más amplio.
  3. Apostar por el personal que conoce más de cerca al cliente. Si para algo nos puede servir tener un conocimiento directo de nuestros clientes es para poder impregnar nuestras acciones de marketing de contenidos. Apostaría por una mezcla entre un conocimiento directo del cliente y un asesoramiento externo que sepa desgranar ese conocimiento y poder revertirlo a las diferentes acciones, en cuanto a contenidos se refiere.
  4. Buena escritura salpicada de creatividad. Aunque no siempre se puede y en la medida de lo posible, tratemos de buscar a una persona que escriba correctamente, tanto en estructura como en contenido. Ambos conceptos están muy relacionados con el seo, por lo que un uso adecuado de palabras clave convenientemente introducidas, nos ayudará a posicionar nuestro contenido, sin que pierda calidad. El buen escritor de contenidos imprime al contenido la filosofía de la marca y permite poner voz a los valores que se intentan transmitir.

Desde mi punto de vista creo que estas podrían ser los 4 pilares que sustentarían una buena estrategia de contenido. Me parece interesante que reflexionemos sobre cuales son los principios y los medios que ponemos a disposición de nuestra estrategia de contenido, para que esta tenga éxito. Puede que estemos fallando y no estemos haciendo lo que deberíamos para conseguir buenos resultados. Yo recurriría a estros 4 pequeños conceptos y reflexionaría sobre nos falta para que el proceso funcione y dé sentido a la inversión.

¿Modificarías algo de estos 4 principios que planteo?

Fuente de la imagen: dehumanosyrecursos.blogspot.com