Aunque todos sepamos mucho de muchas cosas, en la mayoría de los casos erramos al sacar conclusiones precipitadas o sin base de lo que ocurre a nuestra alrededor. Me ha llamado una serie de datos recogidos por ASTA (Sociedad americana de Agencias de viajes). Obtiene una serie de datos bastante interesantes y a partir de los cuales podemos sacar conclusiones reales de cual es la tendencia del mercado en relación a lo que se está haciendo. Una forma más tangible de saber que soluciones deberíamos de tomar para revertir la situación o simplemente dejarnos llevar, a ver donde nos llega la marea

En cuanto a los vuelos los resultados son claros:

  • Las Reservas aéreas en GDS han caído un 15% desde 2006, y las reservas aéreas en los sitios de las aerolíneas se han incrementado un 65% y en otros sitios web en un 124%.

En relación a la hotelería también es bastante significativo aunque no tan exagerado como en los vuelos:

  • Las Reservas de hotel en GDS han caído un 29% desde 2006, mientras que las reservas en los sitios web de hoteles han aumentado un 58%.

Para el sector de los cruceros  las tendencias también han variado también drásticamente desde el 2006:

  • Las reservas en los sitios web de líneas de cruceros han aumentado la friolera de un 233% desde 2006, mientras que las reservas de cruceros en los GDS han disminuido en un 40%.

Por lo tanto…, ¿que conclusiones podemos sacar de esta información?

Básicamente y a grandes rasgos me atrevería a decir que lo que impera es la facilidad al acceso al producto, que la gente no quiere intermediarios que interfieran de forma práctica en la adquisición del producto/servicio. La tendencia nos empuja a la facilidad de acceso y al poder de la  transparencia, algo que ofrece “aparentemente” las comparativas de precios online que utilizamos habitualmente.

No quiero entrar en la batalla de agencias, intermediación, online y offline…, estamos cansados de vivir condicionados por las interrupciones, por las esperas y por la pillería. Queremos transparencia y que nos cuenten la película de verdad. No quiero decir que en el Online sea todo sea de color de rosa, pero al menos el “control” lo tiene el usuario. Sé que esto daría para hablar largo y tendido…, pero los datos cantan y si los clientes van de un extremo al otro será porque se estarán haciendo las cosas de diferente manera.

Solo quiero que nos planteemos hacia donde va la tendencia, y que si tenemos un hotelito pequeño en el centro de una ciudad y tenemos 1.000 euros para invertir en distribución y comercialización, que sepamos en que cesta debemos de meter los huevos (nunca mejor dicho) 😉

¿Se te ocurre alguna conclusión más?