Aprovecha las landing pages para convertir de la forma más eficiente posible la captación de tráfico sobre un objetivo concreto. Tanto si es en forma de registro, como si es en forma de solicitud de información o como reserva de producto turístico, debemos crear un espacio adecuado para que el viajero no pierda el tiempo y cumpla los objetivos que nos marquemos.

El concepto “Landing Page” puede sonar raro a cualquier persona que no se dedica al marketing, pero es el “pan de cada día” para todos aquellos que tenemos que “pelearnos” con todo tipo de campañas y de clientes. Las landing pages o páginas de aterrizaje no son un fin en si mismas, sino una herramienta para utilizarlas dentro de estrategias de marketing digital. A nivel operativo nos permite recoger tráfico, reservas o leads al ofrecerle un”producto” deseado o necesario y que de esta forma facilitamos la labor.

Cuando el viajero “cae” en una página de aterrizaje tiene una necesidad y en el “microsite” debe de resolverse de la forma más sencilla posible y sin jugar con las expectativas del cliente, hacen de esta herramienta un elemento clave para mejorar ratios de conversión y pasar de los flujos de tráfico generados por cualquier de las fuentes a objetivos claros.

Como virtudes para dar importancia a las ladings pages y contar con estas como eslabón en la presencia online identificamos las siguientes:

  • Porque vamos a poder utilizarlas en campañas de PPC y optimizarlas en precio y calidad. En Adwords la optimización de la página de destino en relación con el anuncio es clave, por lo tanto debemos adaptarlas sobre keywords por las que estamos apostando. De esta manera aumentaremos la calidad y reduciremos el coste de la keyword con mejores resultados.
  • Porque podemos posicionarlas a nivel orgánico y recoger tráfico “gratuíto”. El posicionamiento orgánico nos permite recibir tráfico bajo necesidades de viajeros a partir de búsquedas clave. Optimizando el SEO de la landing y trabajándola correctamente tendremos la base de una estrategia de contenidos a medio y largo plazo.
  • Porque son un buen destino para redirigir campañas de email marketing. Cuando un cliente le lleva un email con una propuesta interesante, debemos facilitarle lo máximo posible la  conversión de esa visita. Lanzando el tráfico de un mail con una landing sobre una oferta concreta, evitaremos perder la atención y aprovechar el momento “caliente” del viajero.
  • Podemos aprovechar el posicionamiento de algunos artículos de blog para utilizarlos como landing page. Identificando el posicionamiento de determinados artículos del blog sobre palabras clave concretas, podemos utilizar este como cimientos para una landing page. Optimizando el SEO, los contenidos que refuercen la conversión o sobre todo el CTA que redirija a la conversión.
  • Son clave para recoger leads y trabajar estrategias de inbound marketing. Las estrategias de inbound marketing desembocan en páginas de aterrizaje que filtran los grandes volúmenes de tráfico, en resultados cuantificables. Son momentos clave en los que la marcas ven materializado sus esfuerzos de generación de tráfico y captación.
  • Derivar tráfico de contenidos de redes sociales sin aparente objetivo de conversión. Las landing pages son estupendos recursos para canalizar tráfico de los contenidos publicados en redes sociales. Como ejemplo, imágenes inspiracionales de destino pueden desembocar en propuestas de interés para el potencial viajero.