¿Como te encuentras? Estás en una fase de necesitar más estímulos, conocer, aprender, descubrir, trastear…, o estás en otra fase de saturación temporal, en la que rechazas la tecnología, te pica la curiosidad por deshabilitar Whatsapp o en la de no querer ver Facebook ni en pintura…, la verdad es que me encuentro de todo y a todos les entiendo, vivimos en un momento muy exigente y de mucha “efervescencia tecnológica” en la que no conviene cerrar los ojos porque puedes salir desenfocado o bien conviene dejar todo y tomar distancia, puede que consigas tener perspectiva. No conozco la formula mágica, simplemente la constancia y ponerme en “modo esponja” leer lo máximo posible, aplicarlos laboralmente, escribir y así día a día.

Hoy me apetece traer algunos proyectos que salen de lo convencional y que me parecían que sale de lo que comúnmente escuchamos, serán tendencia en unos meses y rompen un poco con lo que estamos acostumbrados a ver. Puede que a algunos de vosotros ya los conozcáis, pues si es así decirme que vendrá, soy todo oídos jejeje… No quiero parecer a la señorita de la lejía pero vamos a ver que vendrá próximamente y espero que alguno os pueda sorprender:

Lo de volar se liberalizará y dejará de ser solo “coto” de las aerolíneas.

Proyectos ya consolidados como Netjets que ha sido pionera en compartir aviones privados, se produce una evolución en este sistema la empresa JetSmarter la empresa creó un sofisticado sistema para acceder a los horarios de los operadores de jets privados y utilizar el GPS para realizar un seguimiento de la oferta disponible de aviones. Por una suscripción anual de $ 10.000 JetSmarter permite a los usuarios comprar asientos en los vuelos compartidos mucho más económico de lo que supondría reservar el Jet privado. Otra compañía Rise ofrece vuelos sin límite dentro de Texas por $ 1850 al mes.  JetSuiteX vende billetes de lanzaderas de jets privados entre San Francisco, Los Ángeles, Las Vegas y otros lugares por $ 109. (Aquí hay mercado y los movimientos se espera que se sigan produciendo).

Lo de pagar por adelantado en los restaurantes terminará por imponerse.

Se ha desarrollado Tock , un sistema de reservas en línea que da a los restaurantes  la capacidad de obligar a los comensales a pagar por adelantado, ya sea en su totalidad (para un menú de precio fijo) o como una depósito (en una experiencia a la carta). Tock resuelve dos problemas que han plagado a largo restauradores: Se reduce el coste de oportunidad si el cliente no se presenta y elimina las ineficiencias de personal y el desperdicio de alimentos, ofreciendo un pronóstico para el servicio de comidas de cada día que permite reducir los costes, lo que provoca que se por parte de los restaurante vendan a precios más competitivos. (Actualmente son los restaurantes pero los médicos hacen ojitos a este sistema).

tock-reservation

El uso de los agentes de viajes virtuales está la vuelta de la esquina.

La pasada primavera se lanzó Lola , un nuevo servicio de reservas en el móvil al estilo de un conserje que se centra exclusivamente en el chat. Los viajeros pueden utilizar Lola a través de una suscripción que actualmente es sólo para invitados (que se abre al público en el próximo otoño), para reservar vuelos, hoteles y Airbnbs, restaurantes, e incluso excursiones y actividades. (La guerra entre humanidad y eficiencia está servida).

lola-app

Los aeropuertos dejarán de ser el coñazo que son hoy en día.

El arquitecto Moshe Safdie apuesta por un nuevo concepto de aeropuerto, ubicado en Singapur Changi Airport -el sexto con más transito del mundo, está terminado en 2018 y conectará las terminales existentes a través de una cúpula de cristal de cinco pisos que contiene un jardín interior. Cuenta con senderos, zonas de juego, restaurantes y tiendas, el edificio culmina en una enorme casaca. Es un modelo para un nuevo tipo de aeropuerto-un espacio público dinámico diseñado para atraer a los singapurenses más que a los viajeros. (La disrupción llega a los aeropuertos, auténtico edificios que históricamente siembran el “pánico” entre los viajeros).

El equipaje deja de ser un “ente” pasivo a “cobrar vida”. 

Conviene que sigamos muy de cerca a Raden , que ofrece dos modelos de maletas de cáscara dura que van desde los $ 295. un diseño elegante que integra báscula, una batería modular con dos puertos USB y la tecnología Bluetooth que permite a los viajeros realizar un seguimiento de sus bolsas en todo el aeropuerto. (Muchos pasamos demasiado tiempo con nuestras maletas como para que no sufrieran alguna innovación).

Tu coche en el aeropuerto aparcado gratis y generando dinero. 

El servicio de FlightCar te alquila un coche por menos dinero que las compañías tradicionales, ahora viene la pregunta del millón ¿Por qué el precio es más económico? Porque no invierte en una flota de automóviles, sino que utiliza los coches de los viajeros que cogen un avión. A cambio, los propietarios del vehículo no pagan aparcamiento, se les devuelve el coche limpio y pueden obtener una parte de los beneficios generados por el alquiler. (La “economía colaborativa” sigue haciendo la puñeta a más de un sector, ahora les toda a los rent a car).

Espero que alguno de estos proyectos te haya parecido novedoso, innovador, disruptivo…, seguro que alguna idea has podido tomar, sobre todo mi objetivo es que elimines barreras mentales que bloqueen posibles buenas ideas o buenos proyectos. Nada está inventado y nada es definitivo, la tecnología nos ofrece oportunidades y nosotros debemos saber aprovecharlas.

¿Alguna idea o proyecto que se te ocurra sobre innovación turística?