Hablando con mi compañero y amigo en Room4Exchange Javier Banus hablábamos sobre la competitividad de los hoteles respecto a plataformas de alquiler de apartamentos, pisos o habitaciones…,¿Cual es el plan B de un hotel cuando llueve en un destino?. Aunque nos mole mucho el agua y no nos importe mojarnos hay días que es imposible salir del hotel, con el riesgo que conlleva mojarnos y al día siguiente poder estar hecho polvo. ¿Realmente un hotel de ciudad cubre las necesidades de un turista los días que llueve? ¿Hay una alternativa en el mercado que cubra las necesidades del turista? Espero que al menos te surja alguna duda al respecto (Es lo que pretendo).

No se los días que llueve en un determinado lugar al año, en la Mancha donde yo vivo no demasiados, pero en otras ciudades seguro que son más. Mirar este gráfico de la Agencia Estatal de Meteorología, para haceros una idea de cuantos días de media al año nuestros hoteles son menos competitivos que otras tipologías de alojamientos (O esa es mi impresión):

ClimaPrecipDiasdeLluvia

La falta de competitividad viene por los recursos sobre todo y por la autonomía que te da un piso o un apartamento exclusivo para tu uso, ya que cuando viajamos no siempre queremos patearnos la ciudad a 1000 por hora, sino que nos apetece quedarnos en casa y disfrutar del lugar de otra forma. Cuando viajamos a la casa de otra persona tenemos los medios que esa persona dispone para ese tipo de días, desde el impermeable hasta libros, paraguas, consolas, cocina completa… (Estas cosillas siempre suman), aunque nos empeñemos en negar la evidencia.

Por lo tanto, podríamos cambiar el título del artículo a… ¿Qué hacer en un piso o en una habitación compartida cuando llueve?

  • Quedarte hasta tarde en la cama sin que nadie te moleste escuchando caer el agua.
  • Preparar café caliente y leerte ese libro que se te resiste.
  • Comprar algo de los mercados de la zona y cocinarte algo rico.
  • Independencia y autonomía por no tener que sentirse observado.
  • Aprovechar los trastos de la persona que vive ahí.

Como seguro que no me hacéis ni caso y os la seguís jugando con los pies mojados los días de lluvia pateando a muerte por la ciudad, 🙂 (Yo también lo hago) jejeje… Johnson&Johnson y su producto Frenadol-Forte de esto saben un rato, y por eso sacan esta campaña de publicidad, para que este no sea un problema:

 

 

Su Campaña Planazo o Sofá encaja perfectamente en la línea del artículo, ya que el sofá suele ser mejor cuando es “casero” ya que las casas están hechas para vivir, y los hoteles suelen estar hechos para gente que va de paso y siempre tiene un objetivo principal, que suele estar fuera del hotel.

Pues ya sabes, hagas el plan que hagas, más en estos días de invierno, ten cuidado con el tiempo que hace en el lugar al que viajas, donde te alojas y si llevas algo para el resfriado por lo que pueda pasar. Aunque siempre tendrás el plan del sofá, comidita y cuando amaine un poco la tormenta…, salimos a ver que podemos hacer. Con el tiempo nos volvemos más precavidos y aunque ahora me digas loco, con los años lo entenderás. 😉