La evolución natural de seo pasa por el aprendizage semántico del propio buscador. En la nueva actualización  de Google Colibrí se intenta dar un paso más con búsquedas complejas, más acordes con el lenguaje humano que a un lenguaje máquina basado en étiquetas. Con el tiempo nos hemos acostumbrado a buscar “como los indios” hacer búsquedas sin estructura. Pero a  Google no le termina de convencer y se empeña en mejorar su algoritmo de búsqueda.

Como podréis imaginar nuestras búsquedas se enriquecen y esa “long tail” de términos se hace aún más “long”.  Esto quiere decir que el tema se pone interesante y poco a poco el usuario irá dejando su lenguaje “máquina” y hablarán más de tú a tú al buscador.

Con esto no quiere decir que el posicionamiento varíe de un día para otro, ese no es el estilo de Google. Lo que si está claro es que nuestras luchas por términos irán dejando paso a unas luchas estructuradas por relevancia en sectores. Todo basado en condicionantes cada vez más sociales en relación con el cliente. Aquí también se podría hablar largo y tendido, muchos apuntan que  Google terminara canivalizando las búsquedas y llenando todo de adwords. Esperemos que deje una parte del pastel para que nos divirtamos.

Por lo tanto ¿Que debe hacer un negocio que base una parte de su presencia online en SEO? Antes de empezar a mover nada, deberíamos preguntarnos que es lo que queremos conseguir con nuestra estrategia SEO:

  • Ser un líder de opinión en su espacio
  • Hacer crecer el negocio
  • Lanzar un nuevo producto
  • Aumentar la cuota de la empresa de la voz en el mercado

Una vez tengamos la idea clara, nos tenemos que poner mas a la obra. Y lo dicho, no eligiendo términos, sino siendo relevantes en una temática. Por lo tanto, centra tus esfuerzos en mejorar tus contenidos y tener una página optimizada, en esas cosillas que a google le molan. Podéis ver el mejor listado de factores de SEO que he podido encontrar.

Puedes verlo haciendo click encima de la imagen:

Factores de posicionamiento 2013

 

Por lo tanto, confiemos más en la calidad que en la técnica, si un contenido es bueno y relevante estará por encima de uno técnicamente más bueno y más optimizado. Por lo tanto, apostemos por la relevancia controlada, ya que la fuerza sin control… no sirve de nada.

¿Confías en esta evolución del seo o piensas que seguiremos mucho tiempo como estamos?