También conocido como remarketing, el uso de está técnica puede confundirse con técnicas de branding, como la que podríamos realizar con la publicidad display convencional de Google, pero más allá de esto, esta es una estratégia de seguimiento, una carrera de fondo teledirigida al objetivo.

Este tipo de estrategias, no se centran en la búsqueda de nuevos usuarios, sino en la recuperación de aquellos usuarios que ya han visitado nuestra web, (o que han abierto nuestro email) , y que han mostrado un mínimo interés en nuestro producto o servicio. Sin duda, es una herramienta poderosa para recordar nuestra existencia con impactos orientados, ya que ese cliente ha estado en contacto con nosotros al menos una vez y que una vez se interesó o compró alguno de nuestros productos/servicios.

Dentro de las tipologías de retargueting encontramos el Remarketing de display (campañas de banners en la red de búsquedas), el Remarketing de búsqueda (campaña de texto en la red de búsquedas) y el Email Behavioral Retargeting (retorno del usuario a nuestra web a través email).

  1. Para generar ventas continuas y estables a largo plazo a través de la adecuación de las ofertas a las necesidades y comportamientos del usuario.
  2. Facilita el incentivo a la acción y a la creación de demanda. Gracias al ‘Email Behavioral Remarketing’ podemos llamar a la acción a aquellos usuarios que han desistido al comprar un producto, recordándole que ese producto era (y presumiblemente sigue siendo)de su interés.
  3. Realizar labores de Motor Cross Selling y Upselling, aprovechando cualquier oportunidad de interacción con el usuario y proponiéndole productos y servicios relacionados con otros que ya han comprado (venta cruzada).
  4. Ayudar a crear o reforzar nuestra imagen de marca. Las newsletters, los banners, las campañas de textos o las landing pages ayudan a crear imagen de marca, siempre y cuando todos estos elementos sigan un estilo y línea de actuación conjunta. Esto repercute en una mejor identificación de la empresa por parte del usuario.
  5. Definir un modelo de marketing totalmente estructurado en el que el cliente define, acepta y controla todo el proceso.

Estas podrían ser algunas de las razones por las que lanzarte al mundo del retargueting, algo más sencillo de lo que aparentemente pueda parecer.  En el sector turistico podemos sacar mucho partido a este tipo de estratégias, ya que conforme queremos mejorar la experiencia de nuestros clientes, podemos ofrecerles mejores oportunidades. Por otro lado, en las diferentes parte del proceso de compra, como pueden ser las de inspiración o análisis, esta puede ser una forma estupenda de optimizar al máximo nuestro ecommerce turístico y arañar mejoras en nuestros resultados.

¿Te parece interesante poder utilizar una estratégia de retargeting en tu hotel?