Elegir un buen “compañero de viaje” para cerrar los procesos de reserva es determinante en estrategias de mejora de reserva directa. Implementar tecnología estable, innovadora y con un buen equipo de profesionales que nos escuchen, es primordial a hora de elegir el motor de reservas.

En la vida como en la tecnología “perfecto” no hay nada. Hay soluciones que pueden adaptarse más o menos a las necesidades de nuestros alojamiento. Bien es cierto que unas más fiables y profesionales que otras, con unas u otras posibilidad o que vendan la moto mejor, pero el software perfecto no existe…, tanto es así que los servidores de gigantes como Facebook  caen de vez en cuando…, y eso es un síntoma claro que la tecnología está viva, evoluciona y el riesgo 0 no existe. Ahora es cuando nos ponemos a hablar de los motores de reserva, esos sistemas que llevan de la manita al tráfico hasta convertirse en cliente, hacen un trasvase de cliente potencial a cliente real, un paso clave ¿verdad?

En un mercado tan fragmentado y con tanta competitividad tecnológica es complicado no dejarse llevar por los cantos de sirena de buenos comerciales (Alguna ayuda puedes conseguir del portal Capterra, que os recomiendo a la hora de comparar software hotelero). Algo confuso muchas veces cuando detrás no sabes demasiado bien que es lo que hay, la información de las webs lía más que aclara, las funcionalidades no terminan de estar claras y a eso implementamos factores de despiste que hacen más complicada la toma de decisión. Para esos momentos de confusión en los que vemos que nuestro motor no termina de convertir lo que debería o incluso para aquellos que quieren potenciar más su reserva directa… conviene que tomen unas pequeñas pautas de que factores deben tener en cuenta para elegir el motor de reservas.

No creo que a estas alturas sea necesario entrar en materias como que el motor de reservas debe ser responsive, que sea atractivo, multi-idioma,  que sea fácil de navegar, que los procesos estén condensados en el menor número de pasos posibles (3), o que no haya problemas con el pago seguro… espero que este ya sea un debate resuelto. Si alguna de estos conceptos no están claros no sigas leyendo, que entonces empezamos con los cabreos y no es plan.

Como el papel lo acepta todo y estoy en modo “carta a los reyes magos” vamos a montar un pequeño análisis de cual debe de ser la línea que trabajen los motores de reserva. Hay algunas soluciones que están implementando estas mejoras, simplemente podéis echar un vistazo a sistemas de reservas de Otas o metabuscadores, estos son los auténticos reyes. Si hacemos una búsqueda aleatoria en Booking.com para un fin de semana en Málaga mira lo que aparece, hay más estímulos y elementos que Piccadilly Circus un sábado noche:

Anteriormente ya le toco el turno a los PMS, y ahora nos “embarramos” con los motores de reserva. Una vuelta de tuerca sobre lo que voy encontrando a nivel de mercado en alojamientos, y algunos elementos de compañías aisladas con productos muy interesantes me parecía necesario plantear un listado de 10 + 3 necesidades para tener en cuenta a la hora de elegir un motor de reservas:

  • Reglas de precios dinámicas. 

Es importante contar con una serie de parámetros editables,  que se puedan implementar en las tarifas tales como fechas de reserva, duración de la estancia, ubicación de la reserva o mínimo de noches (por decir algunos). Esta flexibilidad permite que un hotel pueda ser más competitivo en cuanto a maximizar ingresos, creación de paquetes o modificar de factores que potencien la reserva.  En algunos casos estas variaciones suelen ir reforzadas con el uso de un RMS (Revenue Management System).

  • Páginas de destino generadas automáticamente para planes de tarifas.

Seguro que te suena el concepto de “Landing Page” y como trabajar en enviar tráfico a páginas concretas por producto o servicios . Es importante que la tecnología que ofrece el motor de reservas nos permita integrar tanto el motor como ofertas concretas en páginas independientes, en artículos de post, en emails…, el código debe de ser flexible. Si además nos genera una página con Url propia,  nos permitirá ser más eficientes y rápidos a la hora de promocionar nuestra oferta en Google Adwords.

  • Integración con programas de fidelización.

Una de las vías para competir la intermediación es el poder conseguir la fidelización del viajero. Para clientes recurrentes a destinos concretos puede ser interesante, incluso a cadenas o grupos de alojamientos. Por lo tanto, para usuarios muy asiduos con determinados alojamientos conviene tener motores que permiten trabajar con los puntos, tanto para canjear como para acumular bajo un sistema de login.

  • Reserva de varias habitaciones a la vez.

Determinados motores de reserva permiten realizar reservas para grupos, de manera que la operación se haga de una vez y no haya que iniciar el proceso una y otra vez. Por lo tanto, para alojamientos como los Campings en los que los viajeros viajan muy a menudo en grupo, puede ser muy interesante contar con esta funcionalidad para hacer el proceso más rápido y engorroso para el viajero.

  • Motores para grupos de alojamientos.

Aunque parece lógico, conviene que los motores favorezcan incluir varios alojamientos, incluso varias ubicaciones para poder seleccionarlas de manera sencilla. De esta manera estaremos dando servicio a clientes con una sola unidad alojamiento o con las que sean necesarias.

  • Introducir elementos de venta por impulso.

Seguro que os suena el típico mensajito “solo me quedan 2 habitaciones” o “hay 5 personas mirando esta oferta”. Este tipo de “estímulo” mejoran los ratios de conversión de la reserva. Habría que ver la veracidad de esa información, pero si los grandes los utilizan…, seguro que algún efecto tendrá.

  • Reserva de actividades/oferta complementaria fuera del alojamiento.

Pese a que han surgido motores específicos para reserva de actividades como Trekksoft o Bookingkites importante que los alojamientos distribuyan oferta turística local y que lo integren en sus procesos de compra la venta de estos productos. Adaptar sus herramientas para distribuir este tipo de servicios sería una evolución interesante para analizar.

  • Que las ofertas indiquen precios anteriores.

Algo tan lógico como incluir el precio anterior a la hora de aplicar el descuento, mejora la conversión. De esta manera que la herramienta a nivel UX debe contar con elementos de refuerzo de la reserva a nivel diseño, tipografías, colores y elementos como los que comentamos anteriormente de impulso.

  • Introduzca la comparación con el precio de la misma habitaciones en Otas y metabuscadores.

Este recurso es muy de Triptease pero hoteles como el Stratosphere Casino de Las Vegas también lo tiene implementado en el motor. Por lo tanto, poder comparar precio en la propia web del alojamiento con Otas y metabuscadores mejora los ratios de reserva directa.

  • Motor de reservas totalmente integrado con la web.

Este sigue siendo un tema tan claro como absurdo que sigue sin aplicarse en muchos alojamientos. Los saltos de las webs en el motor de reserva me ponen malo. Poder integrar de manera natural el motor en la web debe de ser básico. Por lo tanto, encontrarnos motores que reservan en urls diferentes a la nuestra no vale.

  •  Coste fijo o Coste variable que más nos interese.

Es importante buscar motores de reserva que se adecuen al modelo con el que más cómodos nos sintamos. Hay modelos de cobro por reserva y otros de gasto fijo mensual. Es un momento de sacar calculadora y ver cual nos sale más rentable con nuestros volúmenes de reserva medios.

  • Elegir la habitación concreta sobre la ubicación de esta.

Sería interesante solucionar de una vez la problemática de la ubicación de la habitación (vista al mar, vista al aparcamiento, vista a Cuenca…) Si ese paso de elegir la ubicación se implementa en el proceso de reserva liberaremos a más de un recepcionista de alguna que otra bronca. Ya hay más de una cadena trabajando en un modelo tipo Street View para ver la habitación antes de la llegada.

  • Soporte 24/7.

La odisea del soporte técnico y de la atención al cliente,  cuando hay algo que se ha jodido o que nos surge una duda, necesitamos a alguien. Puede que en el Setup inicial sea nuestra red de salvación pero con el paso del tiempo se suele “tocar menos las narices”. Como argumenta de ventas es importante.

Ahora debes ir al mercado y analizar las posibilidades que te ofrece. Compara, analizar y pasarle esta pequeña Check-List a ver que te cuentan tus proveedores (sería una buena opción para elegir el motor de reservas). Que sean sinceros, que te ofrezcan soluciones y que se adapten a tus necesidades serán los factores principales. La confianza en lo humano y lo tecnológico sigue imponiéndose.