Es necesario analizar la perspectiva de de compra de un viajero de otro país que viene a visitarnos. Nuestro cliente puede estar a 500 metros o a 10.000 kilómetros de nuestro negocio y necesitamos dar la misma experiencia online a cada uno de ellos.

La distribución es un fenómeno global. La mejora de las comunicaciones  el abaratamiento de los transportes en relación al poder adquisitivo de determinado grupo de población favorece a que nuestro cliente potencial o real puede estar a 500 metros de nuestro negocio o a 10.000 kilómetros. Por lo tanto las estrategias de distribución deben de plantear la ubicación de nuestro cliente como un factor determinante.

Es posible asociar el viajero internacional como un turista con un poder adquisitivo mayor, que suele alargar sus estancias y que sus niveles de gasto aumentan (esto suele ser directamente proporcional) aunque no tiene porque cumplirse. De esta forma es importante que analicemos las posibilidades que tenemos de conectar con el cliente internacional de forma directa o en colaboración con otros players.  Aquí te plantea 5 soluciones sencillas para conectar con diferentes mercados dentro de nuestras posibilidades como sujeto independiente y como podemos actuar sobre el mercado.

  • Mejorar la presencia web en idiomas y en el pago en diferentes monedas. 

Si los sistemas con los que contamos en nuestro negocio no trabajan bajo multi-idioma o multi-moneda es probable que los abandonos del sistemas de reserva aumenten. El contenido visual es fácilmente compresible independientemente del idioma, pero los textos deben de estar necesariamente en la lengua origen del mercado al que nos queremos dirigir. La moneda es otro factor importante, ya que si un viajero no puede pagar con la moneda de su país y tiene problemas serios en este tema será complicado que finalicemos la reserva.

Por lo tanto, disponer de folletos, personal en el idioma concreto o gestionar las opiniones en redes sociales de viajero en la lengua en el que nos realizan el comentario es super importante. Para conocer nuestros mercados a nivel online, simplemente tenemos que mirar nuestra herramienta de Google Analytics (o la herramienta de analítica web que tengamos) para determinar la visibilidad en mercados más allá del nuestro propio.

  • Gestión de redes sociales tanto a nivel orgánico como publicitario.

La actualización y gestión diaria de los perfiles sociales en la lengua natural de los mercados a los que nos queremos dirigir tiende a ser significativa. Trabajar la publicación de contenidos en diferentes idiomas, plantear estrategias personalizadas por mercados y la gestión de opiniones en la lengua adecuada para generar el engagement necesario en redes sociales.

La parte de publicidad en redes sociales como Facebook o Twitter por mercados, es una herramienta clave para generar tráfico segmentado en mercados hacia los que nos queremos distribuir. Plantear una estética adecuada, mensajes concretos y landing pages personalizadas al mercado será importante para mejorar los ratios de conversión de nuestras campañas.

  • Contacto con agencias de viajes emisoras de los mercados interesados.

Analizar que agencias de viajes tanto online como offline nos interesa contactar es importante para generar un nexo de unión entre los mercados y nuestra negocio turístico. No solo por los viajeros que podamos captar, sino a nivel de Khow How, es determinante conocer el mercado por agentes que nos ayuden a estudiar las necesidades del cliente. De esta forma poder realizar un viaje de prospección, contactar con el ICEX o con Turespaña para analizar como es mejor abordar un determinado mercado son acciones básicas que nos pueden favorecer a la hora de destinar nuestros recursos a un mercado u otro.

  • Apoyarse en las marcas destino o incluso influenciadores para mostrar el producto.

Identificar que partners pueden favorecer nuestra distribución es clave para no desgastarnos por el camino. Contactar con las marcas destino tanto locales, provinciales o autonómicas nos puede servir de ayuda (en la medida que estas estén trabajando).

Por otro lado, contactar con prescriptores de mercados concretos nos puede servir de ayuda. Contactar con bloggers bien posicionados en determinados mercados puede ser un fantástico contacto para conocer el destino o para abrirnos a una red de contactos locales que de otra forma sería difícil y costoso.

  • Analizar la presencia online y en el destino tanto orgánico como de pago.

Tanto a nivel de OTAS, metabuscadores, Adwords o presencia a través de contenidos orgánicos, es importante saber como está funcionando esta parte de visibilidad online del mercado al que nos dirigimos. Puede que ni tan siquiera allí funcione Google o los sistemas de distribución de canalicen a través de plataformas ecommerce convencionales. Simplemente tendrás que interesarte por mercado como el Chino, el Ruso o el Indio para darte cuenta que allí las cosas funciona de otra manera.

Igual que nos empeñamos en profesionalizar la experiencia del viajero en nuestro alojamiento o en nuestra empresa de buceo, es importante que esta experiencia también se traslade a la distribución online u offline. Analizar la contratación de un determinado servicio desde la perspectiva de una persona de otro país con una cultura, un idioma o una moneda diferente al nuevo, nos permitirá determinar que medidas necesitamos tomar.