La base del éxito reside en conformar un buen producto

Siempre que alguien me pregunta sobre como se puede vender su alojamiento rural, siempre les comento lo mismo, si partimos de un buen producto, lo demás es tocar diferentes teclas y trasladar ese cariño que le ponemos a nuestro alojamiento a los diferentes canales por los que queramos distribuir nuestro producto.

Yo os voy a dar unos buenos consejos sobre los que deberíais incidir si queréis vender vuestra casa rural:

  • Realización de una web visual que transmita la esencia de nuestro alojamiento rural.
  • Insertar y alimenta un blog de contenido integrando el destino y tu alojamiento como una parte importante de la experiencia turística.
  • Trabajar las fotografías de nuestra web, como el elemento más importante y las cuales nos ayudarán a enganchar al cliente.
  • Registrar las opiniones de nuestros clientes en la web.
  • Trabajar la geolozalización de nuestro emplazamiento en Google Maps.
  • Trabajar reputación online con herramientas básicas como Social Mention o Google Alert.
  • Publicación del alojamiento en todas las webs de promoción y reserva de alojamientos rurales, algunas podrían ser:
  • Trabajar las redes sociales, principalmente trabajaría Twitter, de forma más de atención al cliente en relación directa con el destino y también Facebook, de una forma más visual y con una estrategia de contenidos visuales y relacionados con las actividades que indirectamente se relacione con nuestro establecimiento.
  • Capta el email de tus clientes y trabaja una estrategia a pequeña escala.
  • Traducción y posicionamiento en otros mercados extranjeros. (Gracias a Futuramos)
  • Realizar alianzas con otras empresas que nos ayuden a formalizar una rica oferta complementaria y promocionarla en nuestra web.
  • Trabajar tarifas dinámicas por temporadas. (Revenue)
  • Trabajaría paquetes con servicios de la zona.
  • Wifi… si!!. Ya que se lo pasan genial permiteles a los que no tengan conexión de datos que cuenten lo bien que se lo están pasando.
  • Contacta y promociona tu alojamiento a través de la marca destino.

Estás son algunas de las ideas que se me ocurren a la hora de comercializar alojamientos rurales , en vuestra imaginación están los límites. Seguro que tenemos muchas factores en nuestra contra y cuanto más nos dediquemos a ver nuestras debilidades más tiempo tardaremos en explotar nuestras virtudes. A nuestro favor disfrutamos de una “supuesta” personalización y un trato más cercano con el cliente, otros alojamientos ni por asomo pueden ofrecerlo.

¿Añadirías algún consejo más?