Hay miles de post en los que te explican lo que debes tener en cuenta a la hora de enviar emails y luego…, pues como siempre vamos hasta arriba de trabajo tenemos algunas cosas en cuenta y otras…, pues no tanto, para que nos vamos a engañar. Lo típico del asunto, el remitente, segmentado, analiza…., si si, si todo está muy bien. La teoría nos la sabemos todos pero luego a la hora de la verdad lo trabajamos más o menos en relación a la importancia del correo o de la situación en la que lo enviamos. ¿O no es verdad? El recurso del email (salvo en empresas en  las que su estrategia online dependa del email) pues no se exprime todo lo que se debería y se puede mejorar muchísimo.

Por lo tanto, he hecho un repaso de apartados que debemos de tener en cuenta, no tan técnicos pero si de sentido común. No me parece que se necesite una tecnología muy sofisticada para realizar una estrategia de email marketing, me parece que la constancia y el análisis de resultados es la verdadera clave.

Empezamos:

  1. El email es unipersonal. Cuando escribes un correo ponte en lugar del lector, lo lee el solo, solo tenemos un tiro y hay que gastarlo lo mejor posible. Orienta el email con palabras concretas, nada de conceptos ambiguos como “cliente”.
  2. El tiempo es oro. Tienes que ser consciente que la vida útil de tu email puede ser muy limitado, por lo que es una impresión o en un click el cliente debe saber en que consiste y para que era el email.
  3. Frecuencia de campañas. Es necesario una planificación de la frecuencia de los envíos. Una idea sería la programación de emails mensuales y luego acciones de campañas puntuales de forma más aleatoria, pero sin agobiar.
  4. No siempre se vende. El email no debe ser una herramienta de venta, también tenemos que incluir contenido útil, no debemos de encasillarnos en una venta agresiva.
  5. Cumple las expectativas. Si algo prometes en tu estrategia de email lo debes cumplir hasta las últimas consecuencias, de lo contrario generarás desconfianza y confusión en el cliente.
  6. Emails Recompensa. La idea es conseguir que tus clientes perciban tus emails como una recompensa, (no tiene porque ser monetaria) deben percibir cada email como algo importante que le aportamos.
  7. De persona a persona. Algo que me funciona muy bien es poner en el remitente mi nombre, de esta forma los clientes sabes que hay alguien detrás de ese email que actuará de soporte y que se llama… “Andrés”.
  8. Emails de ultima hora con fecha en el asunto. Recomendaría que a los emails con fechas de validez se indique en el asunto, de forma que el cliente le asigne una prioridad y no lo deje para otro momento.
  9. Creatividad. Tira de creatividad y de originalidad en sus emails, recomendaría que se afloran las corbatas y fueran un poco desenfadados, todo es tan formal que aburre un poco.
  10. Testea, Testea y Testea. Aunque es lo mismo de siempre, haga pruebas todo el tiempo.., de asunto, de formato, con imágenes, con colores…Si en su empresa le permiten tener tiempo para exprimir al máximo este tipo de acciones, dedíquelas en lanzar envío de prueba y optimizar al máximo el envío masivo.

*Un bonus track. Tienes que ser consciente que la acción sobre el cliente se compone de 3 fases: Abrir, leer y hacer Click ¿Fácil no?

Se que no he descubierto américa, pero si que he sacado algo de punta a algunos conceptos que quedan en el aire. ¿Se te ocurre algún punto más a tener en cuenta para mejorar las acciones de email marketing?